El primer consejo para alargar la vida de una caldera de pellets es invertir en una buena caldera. Cuanto mejor sea la caldera, en general, mejor combustión y rendimiento.

Hay muchas caldera de pellets en el mercado con un precio muy reducido pero que a la larga suponen muchos quebraderos de cabeza. Y algunos vendedores o instaladores de calderas cuando hay problemas se escudan en que la culpa es de los pellets. ¿Alguien ha culpado alguna vez al gasoil o al gas de los problemas en calderas que usen este combustible? Está claro que no todos los pellets son iguales, pero para eso existe una normativa que regula los distintos tipos de pellets y unos certificados que los avalan. Además, como te contamos más adelante, es muy importante calibrar la caldera en función del pellet que se utilice. Aquí están nuestros consejos para que puedas disfrutar sin problemas de tu caldera de pellets

1. Realizar un mantenimiento periódico

El usuario debe encargarse de revisar periódicamente el correcto funcionamiento de su caldera. La frecuencia de la limpieza dependerá de las horas de uso y del combustible usado. Pero en general se recomienda que al menos se realice cada 3 días, con la estufa fría y desenchufada. Deberá vaciar de cenizas el cajón y limpiar el quemador. Debe asegurarse también que la caldera se encuentra en un lugar ventilado y sin objetos que la tapen.

2. Realizar el mantenimiento anual obligatorio

Debe realizarse anualmente la inspección oficial obligatoria por parte de un profesional. Tal y como estipula el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios: Capítulo VI. Condiciones para el uso y mantenimiento de la instalación y Capítulo VII Inspección. Este mantenimiento anual debe hacerse cuando la caldera no esté funcionando regularmente. Es decir, en los meses de verano o justo antes del invierno para preparla para el frío. El técnico deberá revisar todos los elementos y limpiar la caldera en profundidad, especialmente el conducto de humos y el quemador.

3. Comprar pellets de calidad

Es fundamental comprar pellets de calidad. En este post indicamos las claves para elegir un pellet de calidad y los distintos tipos de calidades que existen. Además hablamos en otro post de las dos certificaciones de pellets más extendidas DINplus y ENplus.

Test de calidad de pellets

4. Calibrar la caldera cuando cambies de marca de pellets

Es muy importante calibrar la caldera si cambias la marca de pellets que utilizas. Si el pellets tiene una densidad diferente, puede influir en la cantidad transportada por el alimentador. También debe ajustar la cantidad de aire y presión. Estos parámetros mal configurados, pueden infuir negativamente en el rendimiento de la caldera. Puede quemar más pellets de los necesarios y generar ceniza más rápidamente o por el contrario quemar menos y que no genere el suficiente calor.

5. Controlar los indicadores

Las calderas con el tiempo pierden presión. Esto puede afectar a su funcionamiento. Por lo tanto debe controlar que el indicador de la presión muestre los valores adecuados al modelo de caldera. Estos valores aparecerán en el manual de la caldera. Otro elemento a controlar es la llama. Debe de ser de color azul claro intenso. Si la llama es amarilla o rojiza podría existir un problema y debe de ponerse en contacto con un técnico. También si aprecia fugas, grietas, ruidos extraños o marcas de hollín negro.

6. Encender la caldera unos minutos en los meses de verano

Si no se usa regularmente una caldera, como cualquier otro aparato, puede presentar problemas al volver a encenderlo. Por este motivo se recomienda encenderla unos 15 minutos algún día en los meses de verano, o cuando tenga que estar apagada un largo periodo de tiempo.