Aunque en los últimos tiempos el término biomasa se ha incorporado a nuestro vocabulario, es común que surjan dudas sobre qué es y qué ventajas aporta. En este post trataremos de resolver todas tus dudas sobre la biomasa y los biocombustibles.

¿Qué es la biomasa? 

La definición de biomasa más técnica la encontramos en la La Directiva (UE) 2018/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de diciembre de 2018, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables. En esta Directiva se define la biomasa como la fracción biodegradable de los productos, residuos y desechos de origen biológico procedentes de actividades agrarias, incluidas las sustancias de origen vegetal y de origen animal, de la silvicultura y de las industrias conexas, incluidas la pesca y la acuicultura, así como la fracción biodegradable de los residuos, incluidos los residuos industriales y municipales de origen biológico.

En resumen, podemos decir que la biomasa es la materia orgánica utilizada como fuente de energía. Esta materia puede proceder de diferentes orígenes para que sea considerada biomasa.

  • Agrícolas y forestales

  • Materia procedente de aguas residuales y lodos de depuradora

  • Fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos, y otros residuos derivados de las industrias.

Es decir, esa materia orgánica se utiliza para generar biocombustibles, fuentes de energía sostenibles

Tipos de biocombustibles de origen forestal

Existen varios tipos de biocombustibles a partir de residuos forestales, como es la leña, las astillas o los pellets. La leña de madera esta formada por las piezas que se obtienen en una primera transformación, de la madera, mientras que las astillas de madera son esas pequeñas piezas resultantes de la segunda. El uso de la leña está más extendido a nivel de consumo doméstico (viviendas o edificios).La combustión de la leña y de las astillas se realiza en chimeneas o estufas. Por su parte, los pellets de madera son pequeñas piezas cilíndricas obtenidas a partir de todos los restos de madera, que se trituran y prensan para utilizarlos como fuente de energía. Las estufas de pellets son las encargadas de la combustión de este biocombustible y están cada vez más extendidas. Los pellets de madera pueden ser de diferentes tipos en función de su calidad, como ya vimos en un post anterior y suponen una fuente de energía rentable y sostenible. Pero veamos a continuación más características de los biocombustibles.

Ventajas de la biomasa forestal

El uso de la biomasa presenta numerosas ventajas, sobre todo a nivel ecológico y de sostenibilidad. Por una parte, si los bosques de los que procede se gestionan de manera sostenible, se puede decir que es un recurso infinito. A nivel de contaminación, se trata de un recurso que se considera poco o nada contaminante, ya que a pesar de que la energía se obtiene por combustión, el CO2 que se produce es el equivalente al que la planta absorbe durante su ciclo de vida, por lo que esos niveles de contaminación son muy bajos. Además, al utilizar estos recursos forestales, se contribuye a la limpieza de los bosques de los que procede y además, las cenizas que resultan de su combustión se pueden utilizar como abono. Por último, se trata de un recurso muy económico, mucho más que cualquier combustible fósil. 

Las calderas y estufas de biomasa

Los equipos de combustión de biomasa son de dos tipos: calderas y estufas. Las primeras se encargan de calentar agua, usada como medio para distribuir calor. Así, la biomasa entra en combustión, calienta el agua y ésta se encarga de trasladar ese calor por las estancias o también al propio agua del suministro.biomasa-pellet

Las estufas por su parte no utilizan ningún intermediario (agua o similar) sino que directamente su combustión genera calor por radiación a través de aire. Aunque pudiera parecer que solo son adecuadas para estancias pequeñas, las estufas de biomasa han evolucionado y son capaces de distribuir el calor por más de una habitación gracias a sus canalizaciones.

En ambos casos hablamos de sistemas muy sencillos y económicos, que utilizan una tecnología muy eficiente capaz de hacer una quema segura, automática y generando el mínimo de cenizas posible. 

El pellet, un biocombustible en proceso de crecimiento

En los últimos años se ha experimentado un crecimiento en la demanda de pellets de madera que han hecho que su disponibilidad se democratice y sea fácil de conseguir casi en cualquier rincón. La producción de pellet se ha triplicado en la última década como respuesta a ese crecimiento de la demanda. Las calderas de pellets han sustituido a las viejas calderas de gasoil en muchos hogares como respuesta al aumento del precio del mismo y también a la preocupación por el medioambiente.

Aún así la industria del pellet no ha tocado techo. Aprovechar los recursos naturales de biomasa es un reto al que nos enfrentamos y que será positivo para mejorar el futuro de nuestro planeta.

García Varona, productores de pellet de madera 100%

En García Varona mantenemos nuestro compromiso con el medio ambiente a lo largo de los años. Como fabricantes, realizamos una gestión integral de los recursos forestales de que disponemos. Realizamos un aprovechamiento total de la materia prima procedente de bosques europeos gestionados de forma sostenible

Ofrecemos una amplia selección de productos de biomasa que pueden encontrar en nuestra tienda online. Consulte nuestras ofertas.