Cuando el verano toca a su fin va llegando el momento de pensar en comprar pellet. Y como cada año, nos planteamos qué pellet comprar, cuál es el mejor precio pero también cuál es el pellet de mejor calidad para mi caldera o estufa. En este post trataremos de mostrarte las características que diferencian a un pellet de otro y sobre todo intentaremos ayudarte a decidirte por el mejor pellet para tu estufa.

¿De dónde viene el pellet?

comprar-pellet

El pellet es la alternativa bioenergética a los combustibles fósiles. Procede de restos de madera natural y por ello presenta muchas ventajas a nivel de sostenibilidad respecto al resto de combustibles, entre ellas: 

- Más eficiente: Los procesos de producción del pellet son más eficientes puesto tienen menor coste que los de los combustibles fósiles. Además, ayudan a generar empleo en áreas rurales.

- Más ecológico: con  el uso de la biomasa se reduce la emisión de gases de efecto invernadero entre un 60 y 80%. El motivo es que con el cultivo de la madera se ayuda a la absorción de estos agentes contaminantes.

- Poder calorífico: Comparable e incluso superior al de los combustibles fósiles, la bioenergía alcanza un poder calorífico de 4.8 kw/kg. O lo que es lo mismo, 2 kg de pellet equivalen a la misma potencia calorífica que 1 kg de petróleo.

¿Qué tipos de pellet tenemos en el mercado?

Hay dos tipos de certificaciones que regulan la calidad del pellet. ENPlus, del European Pellet Council y DIN Plus, de la certificadora alemana DIN CERTCO. Ambas normas basan sus clasificaciones en estándares tanto internacionales como europeos. De ello nacen tres niveles de calidad del pellet para uso doméstico: Clase A1, Clase A2 y Clase B

En la clase A1 se encuentran los pellets fabricados con madera virgen, procedente de recursos forestales sin tratamiento químico alguno. Es decir son pellets 100% madera. Además, para pertenecer a esta clase, el pellet debe mostrar un bajo contenido en cenizas , nitrógeno y cloro. Los pellets de calidad A1 no contienen pegamentos. En su fabricación se utiliza solamente el prensado mecánico sin utilizar ningún aditivo. Por eso es un producto ecológico y sostenible

La clase A2 está compuesta por aquellos que, comparables en calidad a los de A1, tienen mayor cantidad de ceniza, nitrógeno y cloro.

Los pellets de clase B son aquellos que no disponen de sello de garantía, es decir  no hay un organismo supervisor que garantice unos mínimos de calidad en su fabricación. Es decir en este caso, tendremos que fiarnos de la catalogación del fabricante, y de sus características declaradas en el producto. 

¿Cómo diferenciar la calidad del pellet a primera vista?

Comprar pellet A1 o pellet de buena calidad sin conocer la certificación es harto complicado. Pero este tipo de pellet presenta algunos comportamientos por los que nos será relativamente fácil diferenciarlo de aquél que no es recomendable. Así, el pellet de la mejor calidad generará menor cantidad de cenizas que uno de calidad inferior. Las cenizas en exceso pueden provocar además de más emisiones, una menor vida útil de nuestra estufa o caldera. En cuanto a la humedad, el nivel óptimo está por debajo del 10%. Cuanta más humedad contenga el pellet, menor será su poder calorífico y su eficiencia. La capacidad calorífica es el aspecto más importante, siempre debe estar por encima de los 16,5 MJ/kg. En cuanto a su aspecto, mejor un pellet no demasiado largo que genere problemas en la entrada de la cámara de combustión. Además siempre debemos comprobar el envase para que no esté dañado –puesto que la entrada de humedad perjudica a su eficiencia- , con polvo y por supuesto que en su etiqueta aparezcan todas las informaciones necesarias sobre el producto.

En los productos sin calidad certificada, es fácil caer en el engaño visual de percibir un producto uniforme que esconde bajo su apariencia unas materias primas de mala calidad.

Comprar pellet y almacenarlo

Una de las cosas a tener en cuenta a la hora de comprar pellet es el almacenaje. Debemos contar con un espacio libre de humedad y limpio donde poder almacenar nuestros sacos de pellet. Siempre será más económica la compra en grandes cantidades. Así, comprar un palet de pellet resultará siempre más económico que comprarlo por sacos.

El pellet no es un producto estacional y es fácil de conseguir, pero sin duda es más ventajoso comprar pellet antes de que lleguen los meses de frío. Al ser un producto que requiere de un proceso de extracción y prensado, podemos encontrarnos con la problemática de las roturas de stock por excesiva demanda.

Consulta nuestras ofertas de pellets con portes incluidos