Las infinitas posibilidades de la decoración en madera

Sea cual sea nuestro estilo de vida o nuestra tendencia de estilismo, la madera en cualquiera de sus versiones siempre es un must de la decoración. Pero aún más ahora que la conciencia ecológica toma protagonismo en nuestras vidas, los elementos naturales son los verdaderos reyes de cualquier espacio. Cocinas, baños, salas de estar, dormitorios o recibidores...todos ellos encuentran en la madera su mejor aliada. Es un material que ayuda a darle un clima natural a cualquier ambiente, traducido en bienestar, pero además es fácil de combinar además de resistente, con lo que cualquier ambiente creado con madera nos asegura una durabillidad mayor al que podamos crear con cualquier elemento sintético.

Varios estilos con madera vista

Los elementos estructurales en madera otorgan a la estancia un aire diferente y original. Desde los techos con vigas de madera, hasta el revestimiento de madera para paredes y techos, todas son opciones para conseguir un estilo único.

El estilo nórdico, con su sencillez y su funcionalidad, crea conjuntos funcionales y confortables en los que la madera lleva las riendas. La luz y la claridad son básicos para crear este tipo de ambientes. Por esta razón el pino, la haya, el arce y el roble son las maderas más utilizadas en suelos, muebles y complementos decorativos.

Si pensamos en el estilo industrial nos vienen a la cabeza los clásicos loft de mediados del siglo XX, amplios, diáfanos, sin apenas estructura arquitectónica y grandes ventanales. En estos almacenes transformados en viviendas todos los elementos estructurales muestran su desnudez dejando a la vista tuberías, columnas y vigas. La madera esta vez se muestra sin acabado, con esa imagen en bruto, sin decapados ni barnices que enmascaren su ya natural belleza.

En cuanto al estilo rústico, nos vamos a fijar en una variante como es el rústico moderno. Se trata de hogares conectados a la naturaleza sin grandes aspavientos. Naturalidad, rudeza pero con acabados contemporáneos que sitúan a las estancias en el siglo XXI con todas sus comodidades. Los muebles modernos combinados con elementos artesanales transforman a este estilo en el preferido de aquellos que buscan ambientes tranquilos, luminosos y modernos con la calidez de la madera y la piedra natural.

Ideas de decoración con elementos de madera

La imaginación y la creatividad son claves a la hora de aprovechar elementos de madera para la decoración de la casa. Hemos recopilado algunas de las más interesantes para darte ideas y que puedas llevarlas a cabo:

  • Troncos de madera: Tener una original mesa hecha con troncos de madera es muy fácil. Solo necesitas unos 20 troncos de diámetro no muy grande, cuerda de yute y el cristal superior del diámetro que consideres (o una pieza de madera en otro tono) para ese espacio donde ubicar esta mesa sencilla y funcional que seguro hará las delicias de tus invitados.

          

  • Dados de madera: quizás el elemento más fácil de utilizar en decoración. Como mesita de noche tal cual, o como mesa auxiliar colocándole unas ruedas en su base, o como banqueta con un bonito cojín encima...los dados de madera nos ofrecen todo un mundo de posibilidades.Fuente: portwoodstudio.com
  • Rodajas de madera: ¡Todo un descubrimiento para los decoradores! Las posibilidades de las rodajas de madera son infinitas. Tanto en bruto como tratadas o pintadas, pueden utilizarse para hacer mesitas, banquetas, o incluso para convertirlas en portafotos colgadas de la pared.

Decoración en madera para exteriores

Si en el interior de un hogar la madera siempre encuentra su sitio, el espacio exterior es sin duda el más versátil para estos elementos.

Desde un rústico leñero de roble para almacenaje de leña, hasta algo más elaborado como una pérgola de madera con banco, existen mil ideas para convertir un pequeño jardín en un espacio agradable y acogedor. Los maceteros de madera facilitan la creación de un espacio natural, unificado y orgánico. ¡No hay mejor soporte para unas plantas decorativas bien grandes y naturales en cualquier rincón!

Si queremos ir más allá y además disponemos de un espacio mayor, las barricas de roble dan mucho juego. Se trata de barricas de roble restauradas, a las que se le pueden aplicar tanto pintura como barniz con efecto envejecido y convertirlas en mesas, bancos o también en maceteros. Tumbadas, con cantos rodados grandes y unas plantas con flores tipo geráneo, tendremos un toque muy chic para ese rincon vacío del jardín. ¡Dale rienda suelta a tu imaginación!